Pijamas manta y sacos de dormir para estar calentitos

Siempre nos han dicho que nuestros bebés son como nosotros, que sienten calor y frío como nosotros, que no los arropemos demasiado, que no nos pasemos con la ropa que les ponemos, pero es muy difícil frenarse viéndoles en su cunita tan pequeños, así que nos dedicamos a ponerles ropa encima como si no hubiera un mañana.

Pero es curioso, que por más que los arropemos, siempre consiguen desarroparse, sudando de todo lo que les hemos puesto encima, y da la sensación de que los más probable es que cojan un costipado.

Para estas ocasiones, yo me decidido por los pijamas manta, que durante un tiempo dieron la sensación de estar de moda, por lo que he podido leer en otros blogs de mamás, pero que últimamente ha descendido su interés.

Pero, ¿por qué me decidido por los pijamas manta? La razón es sencilla, me ha parecido una gran idea. Es una forma muy cómoda de tener arropado a tu pequeño, sin necesidad de ponerles encima un montón de mantas, de las que sin duda, podrán escaparse.

La segunda razón es que le mantiene boca arriba, sin mucha dificultad, lo cual me ahorra muchos sustos.

De todas formas, los hay con colores geniales, de los personajes favoritos de la tele, como la patrulla canina o frozen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *